HISTORIA DEL TAI-CHI-CHUAN.

UN PEQUEÑO REPASO.

Nadie sabe a ciencia cierta quién fue el creador del Tai-Chi-Chuan; realidad y leyenda se mezclan entre sí aumentando la confusión ya existente. Su origen se pierde en los confines milenarios de la historia del pueblo chino. Son diversas las leyendas que hablan sobre el creador del tai chi-chuan. La más popular y aceptada es la que atribuye su creación al moje ermitaño Chang Sang-Feng. Este monje, según la leyenda, habitaba en el famoso monasterio taoísta  en Sung-Tieng que se encontraba en la montaña de Wu-Tang (situada en la provincia de Hopei) y concibió un arte para la autodefensa que era a la vez fuente de salud.

Un día, a la hora de la meditación, presenció un combate entre una grulla y una serpiente. Impresionado por la manera en que la serpiente eludía el agresivo pico de la grulla, incorporó los movimientos de la serpiente a un nuevo arte marcial, el TAI-CHI-CHUAN.

Sin embargo, esta leyenda está en contradicción con los últimos descubrimientos arqueológicos realizados recientemente. Estos importantísimos hallazgos han permitdo levantar un poco el velado manto que cubre el origen del Tai-chi-Chuan y poder dar un poco más de luz acerca de su confuso origen. Una cosa está clara, el Tai-chi-chuan no es obra de un solo hombre, sino la acumulación de la sabiduría de muchas generaciones hasta alcanzar su perfección actual.

Para llegar a los inicios del Tai-Chi-Chuan hay que retroceder a través del tiempo hasta llegar a tres figuras altamente trepresentativas de aquella época:  La primera de ellas, y la más importante, que ha retenido la tradición, es Fu-Hi (2953 a.C) que fue el fundador de la civilización china. La leyenda le atribuye igualmente el inicio de la cocción de los alimentos. Al Emperador Fu-Hi se le atribuye también ser el inventor de los Trigramas (PAKUA) que describen las funciones de la evolución de la Naturaleza.

Su sucesor fue el emperador Cheng-Nong (2838 a.C), llamado “El Espíritu Trabajador”, que habría inventado la carreta de madera y fue el primero en cultivar los cereales que conservan la salud y curan las enfermedades, por haberlas probado él mismo. Señaló las plantas tóxicas y observó la habituacion. Así, pues, fue el creador de la Medicina China hace ya cincuenta siglos.

Después de él, Hoang-Ti,  “El Emperador Amarillo” (2698-2598 a.C) fue el autor del Nei-Ching, el más antiguo de los tratados de medicina, siendo así mismo el precursor de la acupuntura. El Nei-Ching comprendía dos libros: el Hoang-Ti So Venn (Simples preguntas del Emperador Hoang-Ti) y el Ling-Chu (tratado de Acupuntura). Inventó los carros, la escritura y los doce tonos musicales. Todo esto ocurría en pleno período Neolítico, mientras las tribus de Europa aún vivían en cavernas. Bajo su reinado la gente estaba provista de casas y de vestidos y se dedicaban a la cría del gusano de seda, sabiendo ya devanar la seda de los capullos.

A Fu-Hi, Cheng-Nong y Hoang-Ti se les conoció por el nombre de “Los tres Emperadores Augustos”.

Siglos más tarde, un físico y famoso médico llamado Hua-To, que vivió durante la dinastía Han (125-225) inventó unos ejercicios que imitaban actitudes típicas de los cinco animales siguientes: grulla, oso, mono, tigre y ciervo. A esta serie de ejercicios, Hua-To la llamó Wu-chin-hsi (El juego de los cinco animales). Estos ejercicios fueron divididos en dos partes: Tai-chi y Chi-Kung. Hua-To creía que la práctica de estos ejercicios unidos a otras formas y a la medicina preventiva podrían ayudar al hombre a conservar su salud y conseguir una mayor longevidad.

Al final de la dinastía Tang (590-906) fueron añadidas varias modificaciones y nuevas técnicas a los mencionados ejercicios por Cheng King Hsi, Yin li-Hsaing, Hsu Hsuan P’inng, un leñador que practicaba chan-Chuan (técnicas de boxeo de puño largo) y por Li Tao-Tzu, un monje taoísta del monasterio de En Sung-Tieng que creó el Hsein Tien Chuan (boxeo pre-natal).

Años más tarde, bajo el reinado de la dinastía Sun (960-1280), Cheng Hsi-I, un ermitaño que vivió en el monte Hua, añadió el Erh Shig Ssu Shih Tao-yin Fa (método de las 24 secciones de Tao-yin) y el Li Ho Pa fa (seis armonías, ocho métodos). Chen Hsi-I fue uno de los de los seis maestros (seis Santos) de los Yin Hsien Pai (secta de los Inmortales Ocultos). estos seis maestros fueron en sucesión temporal por éste orden: Lao-Tszú, Yin-Hsi, Ma-I, Hou-Lung y Chang San- Feng.

En el monasterio En Sung-Tieng, situado en la montaña de Wu-Tang, el maestro Hou-Lung enseñó a Chang San-Feng los sistemas internos de boxeo, durante la dinastia Yuan (1280-1360). En este monasterio se hacía un especial énfasis en los sistemas internos sobre los externos. y fue el principal foco de expansión de la corriente interna (TAI-CHI-CHUAN, PAKUA Y HSING-I).

Un monje del monasterio del monte Hua, llamado Chou-To, enseñó las técnicas del combate con bastón, armas, tácticas militares, caballería, arquería y otras artes a un joven, quien pronto llegría a convertirse en uno de los mayores generales de China. Nos referimos a Yue-Fei que vivió entre el 1103 y el 1141, durante la dinastía Sung. El general Yue-Fei aprendió Lin-Kien (puño largo), las “108 Técnicas de combate” y el Yi Quing-Ling, este último sistema originariamente introducido pro Boddidharma en el primer templo de Shaolin (415-427).

de TAI CHI CHUAN CHI KUNG - ESTILO YANG 88 POSICIONES -GRAL.MITRE (flores N) -CAPITAL FEDERAL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s